LO QUE EL DEPORTISTA SIEMPRE NECESITA, EL ALIENTO DE LA FAMILIA

Llegados de distintos puntos de Sudamérica, los familiares y seres queridos de los atletas dan color y apoyo a los deportistas en cada estadio.

Viajando cientos o miles de kilómetros, en auto o avión; o alentando por televisión y en las redes sociales. De la manera en que pueden, los familiares de los deportistas hacen fuerza por sus seres queridos. Para los atletas el apoyo de sus familiares es un motor de aliento que los impulsa a dar lo mejor en cada competencia y en Rosario 2022 queda demostrado en cada Clúster. En las distintas disciplinas, los gritos y cantos se hacen sentir desde las gradas.

Desde el sur de Argentina, de Comodoro Rivadavia, llegaron Luis y Olga, padres de Camila Contreras, del seleccionado de Rugby 7. «El viaje fue de muchos kilómetros, cansador, pero siempre lo hemos hecho para acompañarla», contó su mamá.

Camila inició a practicar el deporte en un proyecto que buscaba fomentar el rugby femenino y hasta los 14 años jugaba con varones: «Para nosotros es fundamental el deporte en temprana edad. No me interesan que sean alumnos de 10 en la escuela, sí que hagan deporte y estudien. Es la única manera de desconectarlo del teléfono».

«Llegó hoy acá gracias a su esfuerzo, trabajando doble turno», aseguró con orgullo su papá.

Por su parte, Ricardo, padre de Nicolás Callaba, competidor de tenis de mesa, aseguró que «siempre que se puede», lo acompañan. «Él viene de dos años de pandemia donde no tuvo competencias internacionales. Está en un buen nivel, aunque compite con jugadores que tuvieron más rodaje porque estuvieron en Europa», analizó.

 

«La competencia me parece bien organizada, todo lo que he visto hasta ahora, es fuera de serie para nuestro país. Hermoso el lugar, todo muy bien preparado», dijo sobre Rosario 2022.

Patín artístico finalizó este sábado con alegrías para los atletas argentinos, que sumaron tres medallas (2 doradas y una plateada). Los familiares estuvieron presentes en el Patinódromo Roberto Tagliabué apoyando a los deportistas. «Disfrutaron muchísimo, conocieron mucha gente de otros países y Zoe se preparó muchísimo para esto», contó Carina, mamá de Zoe Manggia, que obtuvo una de las de oro para el país anfitrión.

María José, mamá de Juan Segundo Rodríguez, también medallista de oro, aseguró que su hijo estaba «súper emocionado» y que les sorprendió y agradó que hubiera mucho público en patín. «Rosario se preparó muy bien para estos juegos», agregó.

En las tribunas también se puede ver al ex Puma, Diego Albanese que llegó para ver a su hijo Lucas pero prefirió no analizar el deporte como experto sino que busca «disfruta como padre»: «Trato de no comparar, yo nunca me metí. Siempre les dije que Nacieron e iban al club a verme. Después empezaron a jugar. Sea el deporte que sea, la vida es levantarte e ir al club. Yo nunca me metí, siempre les dije que hagan y practiquen lo que quieran, pero que hagan deporte».

Llegados desde Uruguay, los papás y tías de Romina Franca vinieron a apoyar a la patinadora. «Estamos muy conformes con la recepción y cómo nos atendieron», comentó Pablo, el padre de la deportista.

La familia ya ha recorrido otros países alentando a Romina y agradecieron el acompañamiento de los entrenadores también en cada competencia. «Es muy bueno el nivel, Argentina y Brasil son los mejores y Uruguay y el resto somos el pelotón», agregó.

Darío Esquivel y Mariana Azanza son de Chaco, Argentina, y también se hicieron presentes. Ellos recorrieron más de 800 kilómetros para ver y alentar a su hija Victoria, que compitió en Lucha Olímpica.

Desde Paraguay, muchas familias también dijeron presente. Los Álvarez Morgenstein llegaron temprano al Clúster de La Rural porque su hija, Denisse, jugadora de Voleibol Playa.

Ellos no son los únicos, cientos de familiares de deportistas disfrutan de Rosario 2022 y se acercan a los estadios para alentar a sus hijos, hermanos, sobrinos. Dan el color a las gradas y transmiten su calor a los deportistas, que se motivan al verlos desde la tribuna.