VIAJE AL CENTRO DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA MUNDIAL

Conociendo el Ecosistema AgTech de Israel con AgroEducación.

Hace pocos días finalizamos el increíble segundo viaje de recorrida por el ecosistema de innovación AgTech de Israel organizado por el equipo de Agroeducación en conjunto con Conexión Israel empresa líder en la organización de este tipo de experiencias que conduce el uruguayo Roni Kaplan junto a un equipo de excelencia.

Como todos podemos suponer, sumergirse en un país como el Israel de nuestro tiempo tiene dos aristas muy significativas.   Una, la rica y variada historia de un territorio localizado en una región histórica donde, desde tiempos inmemoriales, conviven religiones, culturas, idiomas, luchas y pasiones y que para quienes somos católicos cristianos representa el origen mismo de nuestra religión.    Pero, por otro lado, cuando uno llega a Israel emerge a la vista la realidad de un país que hoy ocupa un lugar estratégico a nivel mundial en lo que hace a innovación tecnológica y que encuentra a la innovación en el sector agropecuario uno de sus pilares más relevantes  lo cual ha dado como resultado una agricultura moderna en un país con una superficie mayoritariamente desértica donde la desalinización de agua del Mar Mediterráneo y el tratamiento y reutilización de aguas servidas se torna estratégico.

Israel, también conocido como la StartUp Nation es un país de poco más de 10 millones de habitantes y, con 11.000 StarUps es el país de mayor número per cápita de estas organizaciones en el mundo y 600 son creadas cada año.  Los principales polos de innovación se encuentran en Jerusalén, Haifa, Beer Sheva y Tel Aviv.  Esta última ciudad, donde pasamos varios días de trabajo, es uno de los mayores centros tecnológicos del mundo y donde se concentran más de 2000 StartUp, una por cada 290 residentes.

El viaje, del que formó parte un grupo amplio y diversos de hombres y mujeres productores, profesionales, empresarios y estudiantes de distintas regiones de Argentina, fue fundamental para observar, analizar y debatir desde distintas ópticas y posiciones acerca de los alcances y potenciales impactos de todo lo que se apreciaba a medida que pasaban los días.

Superaría ampliamente el texto de esta nota describir cada uno de los lugares y entrevistas mantenidas, pero vale resaltar la visita al Centro Peres para la Paz y la Innovación fue el puntapié inicial de este recorrido al que le siguieron las mantenidas con representantes del sector público y privado como Gerardo Tyszberowicz emprendedor y promotor de la industria israelí de alta tecnología a través de TÄCHLES Technologies y las visitas a NETAFIM líder mundial del riego por goteo en el Kibutz Hatzerim y la StartUp HomeBiogas con sede en Beit Yanai que produce y vende digestores anaeróbicos que convierten los desechos orgánicos en gas metano y fertilizante líquido.

Asimismo, en el Moshav Givat Hen se tomó contacto con la alta tecnología digital y de riego utilizada en plantaciones comerciales de cítricos y paltas y en fincas dedicadas a la floricultura en los diferentes eslabones de la cadena de producción, así como la tecnología aplicada a tambos electrónicos inteligentes y el Kibutz de Ashalim al sur de la ciudad Be’er Sheva  recorriendo la central eléctrica Ashalim de generación de energía solar en el desierto de Negev.

El ambiente y su cuidado como tema fundamental en el marco de los debates que tiene el sector en la actualidad, no estuvo ajeno en este recorrido donde se visitó la increíble planta de tratamiento de aguas servidas de la ciudad de Ra’anana.  En lo que hace al recorrido por el ecosistema de I+D+i, se visitó el Centro de Investigación y Desarrollo Agrícola Ramat Neguev cuyo objeto del Centro se orienta a ampliar el potencial económico del sector agrícola de la región y la capacidad de investigación y desarrollo agrícola desarrollada en las últimas décadas.   Asimismo, la investigación y el vínculo con innovadores AgTech tuvo su punto máximo en la visita al  Kinneret Innovation Center KIC que es uno de los hubs más innovadores del país como reflejo del modelo israelí de cooperación entre academia, StartUps, inversores y multinacionales donde se mantuvieron reuniones con sus directivos y se realizó un evento de networking con CEOs de empresas y StartUps de la región.

Finalmente, vale destacar el gran intercambio con la cultura, historia y religión de Israel en cada una de las etapas tanto en Tel Aviv, como en Jerusalén y Galilea.  El cierre del viaje con una recorrida por la cultura turca en la actual Estambul permitió terminar de dimensionar la forma en que la historia ha marcado a la región.

Estoy convencido que este viaje de Agroeducación, así como los realizados previamente a otros destinos vinculados con la innovación AgTech y los que seguramente se desarrollarán, son espacios centrales y estratégicos que nos permiten a los actores del sector tomar dimensión de la realidad que se gesta día a día en el mundo con mirada del futuro del sector.

No puede dejar de cerrarse esta nota sobre este viaje con un comentario sobre el estratégico rol de vínculo privado y público que observamos y destacamos y el acompañamiento que ambos sectores se han dado a través de la historia y que, tantas veces, anhelamos para un mejor futuro del sector y el país.    Resulta fundamental continuar consolidando estas estrategias formativas para productores y profesionales desde un país como Argentina donde la innovación y el sector AgTech están en plena dinámica y expansión para acompañar al agro nacional.  Solo celebrar, la promoción de estas iniciativas y agradecer a todos los compañeros del viaje y al gran equipo de Agroeducación y Conexión Israel que, cada uno desde su lugar lo hicieron posible exitosamente.

Carlos Vidal – Docente de AgroEducación – Coordinador del Convenio IICA