EL MUNDO EN TIEMPOS DE CÓLERA

Un panorama oscuro se denota a nivel mundial. La guerra y el posicionamiento geopolítico de algunas naciones, los maltratos a la naturaleza, el descuido absoluto del medioambiente y cualquier otra actividad onerosa donde el objetivo de las grandes potencias y corporaciones sea sacar considerables réditos económicos son más importante que la propia raza humana.

La ambición nos va a llevar a la extinción sin ninguna duda.

Vivimos en materia económica una gran recesión de la cual se sale de manera lenta y gradual. Las consecuencias de la Pandemia son un desafío para los inversores, los mercados y los gobernantes.

Por otro lado, y no menos importante el gran desafío para el mundo es el cambio climático. Debido a este fenómeno tenemos que afrontar año tras año sequias severas y en consecuencia el sufrimiento de los suelos; ¿esto no nos llama la atención? ¿O simplemente pensamos que es mala suerte y que es un fenómeno cíclico?

El bienestar de los suelos se va acotando año tras año y se hace cada vez más frecuente la presencia de un clima hostil y por ende un riesgo absoluto de nuestro negocio.

La variación de la temperatura en la tierra puede producir olas de calor (incendios) o inundaciones. Este cambio y sus efectos se deben fundamentalmente por la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas lo cual genera emisiones de gases de efecto invernadero que envuelven a la Tierra, reteniendo el calor del sol y elevando las temperaturas.

Si continuamos por este camino egoísta sin pensar en el mañana, los fuertes vaivenes de temperaturas, la sequía, las inundaciones, el daño al planeta y por ende la destrucción de los cultivos va a seguir acechando el negocio agropecuario. A esto le agregamos el comercio ganadero. Cada vez mayor es el calor que sufren los animales.

El cambio climático puede afectar la salud humana y alterar los ecosistemas provocando la extinción tanto de la especie animal como vegetal.

Concienticémonos y aportemos nuestro granito de arena a la causa. La única manera de subsanar y lograr resultados positivos es de manera colectiva.

VEAMOS COMO INSTRUMENTAR NUESTRAS COBERTURAS…

La economía argentina como así también los valores del mercado de granos se encuentran distorsionados por medidas gubernamentales, por ende, es fundamental utilizar herramientas de cobertura para lo que viene. Contratar seguros y operar opciones agropecuarias nos va a permitir dormir más tranquilos. No apostemos nuestro trabajo.

-Seguros multiriesgos: destinar dinero en cobertura de lotes (seguros contra granizo/incendio/sequía/inundación) para evitar que el avance del cambio climático siga generando dolores de cabeza.

-Opciones call o put asegurando un piso o techo a la mercadería.

 

-Utilizar herramientas financieras para no perder poder adquisitivo.

El país, en un año eleccionario, sufre una fuerte volatilidad de los tipos de cambio derivado principalmente de la emisión y la inflación descontrolada que azota cada vez más el poder adquisitivo de los argentinos, sumado a la incertidumbre política de lo que está por venir.

 

 

-Invertir en instrumentos que vayan contra la inflación, dólares alternativos, FCI dolarizados.

-Pase de trigo julio contra diciembre en valores de U$S -51,5 (Trigo 07/23: U$S 293 y Trigo 12/23 U$S 241,5), te dejó el gráfico y tomá la decisión especulativa que vos quieras:

Cepos y restricciones por doquier por parte del gobierno, intervencionismo en el mercado de granos hasta nuevo aviso.

Conclusión: no dejes de dolarizar tu economía.

Emiliano Piccardo – Derivados Agrícolas INTAGRO S.A