ALTERNATIVAS PARA POSICIONARSE FRENTE AL ESCENARIO ACTUAL

Momentos como estos obligan a “profesionalizar” la gestión de las tesorerías y las finanzas de las empresas, más allá del tamaño. En este camino, no es necesario ser expertos pero sí es sumamente recomendable tener el “teléfono” de quien se dedique a esto.

 

Con estos niveles de tasa de interés, inflación, movimientos del tipo de cambio (y su variedad), descuidar las finanzas ya no es una opción. No es lo mismo pagar a 10 días que a 30.

Así, muchos instrumentos ayudan a administrar de manera activa y efectiva la liquidez. Uno de ellos es la caución bursátil; se trata de un instrumento que permite colocar pesos en corto plazo (desde 1 día) a una tasa similar a los FCI “money market”, pero con la ventaja de ser garantizados por la contraparte mediante títulos inmovilizados en el Mercado. Cabe destacar que se trata de un instrumento que siguió funcionando aún en los peores momentos.

¿Qué hacer con los Granos?

Todo aquel que haya tenido posibilidad de descuento de cheques, ya sea en bancos o en el mercado, pudo aprovechar muy buenas tasas. Hoy destacamos que calzarse con dólar futuro Diciembre y Enero permiten obtener un precio mucho mayor que vender en el disponible ($943 y $1.118 fueron los respectivos cierres semana pasada). Ambos meses a considerar para pesificar ventas de trigo o mercadería que se piensen liquidar para fin de año.

Vemos oportunidad de negocios en el corto plazo con la Industria por la necesidad de hacerse de materia prima para los alimentos balanceados. La baja de oferta de granos que se viene dando hace un tiempo, se observa en los sobreprecios y condiciones especiales que surgen para poder conseguir oferta genuina y con entrega.

En este contexto, el 100% de las ventas disponibles recomendamos calzarlas con compras de insumos o buscar herramientas para mantenerse dolarizado ante la inminente devaluación del dólar oficial.

¿Qué hacer con los Pesos?

Además de contar con mercados de futuro donde hacer “tasas” y cubrir precios de nuestra mercadería, el mercado nos brinda distintos instrumentos de inversión para aprovechar frente a este contexto. Allí encontramos:

-Instrumentos dólar Linked (nominados en dólares y pagaderos en pesos al tipo de cambio, en general BCRA3500, del momento de pago): aquí encontramos instrumentos públicos (del Estado Nacional) con precios de entre $ 403.50 y $ 432.50 y vencimientos entre febrero y agosto de 2024; instrumentos privados: Obligaciones Negociables en el mercado secundario pero también constantemente licitaciones primarias de empresas grandes y Pymes con aval de Sociedades de Garantía Recíproca; Fondos Comunes de Inversión “dólar Linked”; y otras opciones más elaboradas que permiten obtener cobertura de manera más eficiente.

-Instrumentos “Hard dólar” (nominados y pagaderos en dólares). Son instrumentos que se pueden adquirir en pesos (pagando “la brecha”; es decir, a valores de $ 860-920) y con pagos de intereses y capital en dólares. Brindan la posibilidad de venderse en dólares (sujeto a restricciones). Aquí encontramos Obligaciones Negociables de empresas de primer nivel como Pampa Energía, Arcor, Genneia, Cresud, IRSA, Aeropuertos Argentina 2000, Telecom, con rendimientos de entre el 4 y el 11% anual en USD; debemos limitarnos a las emitidas bajo “LEY ARGENTINA” para quienes tengan restricciones (ejemplo: haber vendido soja bajo uno de los programas “PIE”); títulos públicos del Estado Nacional con paridades de 30% (es decir, pago USD 30 cada 100 de capital), y rendimientos superiores al 40% anual en USD; títulos de estados provinciales: Neuquén 2030 con rendimiento del 15% anual en USD, y garantías de regalías petroleras; o Mendoza 2029 con rendimiento similar.

-Otros instrumentos: letras/bonos CER; acciones argentinas; CEDEARS (certificados de empresas de Estados Unidos que se negocian en pesos).

Siempre atendiendo a las necesidades puntuales de cada inversor en cuanto a liquidez, horizonte, riesgo, perfil, hay oportunidades diversas y posibilidad de armar carteras a medida contemplando estos aspectos.

Por Romina Borré – Ingeniera Agrónoma, operadora de Futuros y Opciones Leiva Hnos SA.